Me hace especial ilusión contaros sobre este sitio. Ilusión porque, por fin, me han vuelto a entrar ganas de volver a mi infancia, a esas tardes de bocata y peli en los cine Benlliure (mítico), a cuando bajaba a la playa en verano y nos quedábamos allí a comer unos bocatas. Es un recuerdo y un sabor de la infancia y que pocos lugares me han hecho recordar porque se me había olvidado lo que era un buen bocadillo.

Por eso quiero hablaros de La Casa Tomada, el gran proyecto de José Antonio del Pozo que, desde 2015 está en Madrid y desde mucho antes en Venezuela, que allí es donde surgió la primera Casa Tomada o también llamada «la casa de su madre que le cedió a sus hijos para montar el negocio».

Ya tiene dos locales en Madrid y los dos son del mismo estilo: local agradable y muy cálido, ladrillo visto en blanco y contrastes de madera. Además, puedes disfrutar de una exposición de arte porque la Casa Tomada apuesta por ello y tiene pequeñas exposiciones a vista de todos y donde también puedes comprar las obras.

La Casa Tomada

¿Y qué ofrecen? Una carta muy amplia de bocadillos de autor, platos para compartir como entrantes, gran variedad de patatas, postres y cervezas artesanas. Entre sus bocadillos, hay de ternera, de pollo, de roast beef y sus llamados «bocadillos memorables». Lo mejor de todo es que puedes pedir medios bocatas también.

Pues para empezar e ir abriendo apetito, comenzamos por unas ‘chili cheese fries’. Esto es: patatas con chili y con carne, queso cheddar fundido, jalapeños, huevo frito, cilantro, bacon y cebolla morada. Como comprenderéis, nos quedamos saciadas con esto, pero aun así queríamos probar algunos de sus bocatas estrellas.

La Casa Tomada

El bocata que me hizo volver a confiar en los bocadillos fue el ‘Fat Roast Beef’: relleno con rebanadas de Roast Beef (hecho por ellos), pasado por la p lancha con sal marina, bacon, cebolla salteada y con queso Gouda. Os podéis ir muriendo. Nos lo recomendó Adriana, la chica que nos tomó nota en la Casa Tomada de Jorge Juan y acertó.

 

Para terminar, quisimos probar el Parmigiana Sandwich, un bocadillo italiano relleno de pollo frito, salsa napolitana casera, aceite de albahaca y una mezcla de queso parmesano y mozzarella gratinada.

Como os podéis imaginar, salimos rodando de aquí… ¡No pudimos ni con los postres ni con ninguna de los 5 platos de patatas que tienen!

En La Casa Tomada apuestan por lo artesano y por lo auténtico. Sus bocadillos y su selección de cervezas son pruebas de ello. Una cena ideal que puedes compartir con amigos o con familia y, por supuesto, con los SUPER BOCATAS que se han marcado.

¡Volveremos a por más!

Dirección: c/ Jorge Juan 55 y c/ San Lorenzo 9

Precio medio/ persona: 15€

Web de La Casa Tomada

Puntuación: 5/5

Si os molan los bocadillos, haced una combinación de La Casa Tomada con El Porrón Canalla.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.