Siguiendo la línea de este buen tiempo en pleno mayo os voy a hablar de una de las mejores terrazas de Madrid y en la que he disfrutado en alguna ocasión de día y de noche. Os hablo de La Cocina de San Antón, un restaurante en la azotea del Mercado de San Antón.

En pleno corazón de Chueca, con su actual mercado y una arquitectura renovada es fácil creerse que está hasta arriba día tras día, por eso, y por mi experiencia pasada, reservé el día anterior. Todo salió redondo, de 10.

La comida, el concepto, el servicio, el ambiente de grupos, familias y parejas disfrutando y la gente en los sofás tomando copas invitan a disfrutar durante más horas de las imaginables.

La Cocina de San Antón tiene tres espacios con una decoración cálida y al detalle: el restaurante interior para los fríos días de invierno, la terraza cubierta y perfectamente acondicionada y el cielo de San Antón para tomarse un San Copazo.

¡Oído cocina! El concepto de este restaurante es inigualable: tú haces la compra en el mercado, di que quieres hacer un “cooking”, subes al cielo, indica cómo quieres que lo preparen y ¡siéntete como en casa! Si quieres ir a lo cómodo, siéntate, lee su propuesta típica española con toques internacionales y simplemente disfruta.

Comencemos con lo bueno: la comida. Os propongo probar la calidad de la ración de jamón ibérico de bellota 5J con pan con tomate, perfectamente cortado delante de ti y con su grasilla incluida.

Seguimos con un risotto en dos texturas muy sabroso y en su punto.

Para acompañar los 26º de Madrid nos pedimos el ceviche de pulpo con vinagreta de cítricos y calabaza. El pulpo estaba perfectamente cocido y el sabor era buenísimo, se notaba el ligero sabor a cítrico que se agradecía, ¡nos quedamos fresquitas!

De segundo un buen solomillo ibérico al Pedro Ximénez se nos antojó y mi paladar se quedó muy satisfecho. La carne era muy suave y en su punto perfecto. Y bueno… ¿quién no conoce la salsa al Pedro Ximénez?

Yo recordaba que la tarta de queso era de las mejores que había probado, y volvió a caer de postre. Habían cambiado la forma de la tarta, creo que antes era redonda, pero el sabor sigue igual de soroprendente y la galletita de abajo como a mí me gusta, ¡que se note!

Para la próxima nos pediremos la torta del casar o el gorgonzola ibérico, y de poste la tarta de tres chocolates. Ya os contaré.

Se nos alargó la comida en la cocina de San Antón con un par de gin-tonics cada una en el mejor cielo de Madrid. Una tarde y un establecimiento 360º para todos los gustos y necesidades.

Dirección: Augusto Figueroa 25

Puntuación: la cocina un 3,5 / 5 y la terraza un 5 / 5

Precio medio: 25€

Web de la cocina de San Antón.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.