Aquí os hemos hablado ya de unos cuantos mexicanos. Sobre todo, los auténticos, los que podrían darse al 100% en cualquier ciudad de México. Pero hoy nos centramos en otro que es una perfecta simbiosis entre la comida mexicana y las influencias asiáticas y mediterráneas: La Gastro Salvaje.

Este local es el último proyecto del cocinero Chema Soler, que seguro que conoceréis por sus famosas croquetas. Lo que se conocía como La Gastro Croquetería de Chema pasó a ser lo que es hoy en día: La Gastro. Aquí el experto croquetero quiso ofrecer a sus comensales un plus, y de ahí surgió La Gastro de Chema Soler.

Pues bien, no contento con tener un local divertido en pleno barrio de Malasaña, su espíritu aventurero y emprendedor le llevó a abrir un nuevo proyecto: La Gastro Salvaje.

Se trata de un restaurante mexicano muy canalla, con grandes dibujos coloridos a un lado y una cocina vista al otro. También con numerosas referencias estéticas a México y una disposición de dos mesas altas y una barra donde comer en taburetes. Porque así es el street food, comida rápida donde no se esperan largas sobremesas. Para este proyecto Chema Soler ha contado con una reputada cocinera mexicana, Cynthia Pariente, quien se encarga de dar forma al street food más canalla de su tierra natal. Y no solo de cocina mexicana vive La Gastro Salvaje, sino que aquí se mezclan otras influencias, como la mediterránea o la asiática.

La carta se divide en cuarto bloques: fríos, calientes, tacos y “los clásicos de La Gastro”. Nosotros probamos un poco de todo:

Tiradito de pez mantequilla en aguachile negro (10,90€). Lleva una base de guacamole, pepino, cebolla morada y cilantro, y el pez mantequilla está marinado en zumo de lima, jugo Maggi, salsa perrins y una salsa negra que es un secreto de la casa y no vamos a desvelar, jeje. Muy meloso y rico, potente de sabor, pero equilibrado.

La Gastro Salvaje

Croqueta de carabineros con salsa kimchi y mayonesa miso (5€ / 2 uds). La masa de la croqueta se empana con un pan de gambas y panko, que luego sirven con el carabinero frito encima. A ver, ¿es posible que sea la mejor croqueta que haya probado en la vida? Es de esos platos que se disfrutan mejor en silencio y con los ojos cerrados. Veinte sobre diez.

La Gastro Salvaje

Bao de cochinita pibil (7,50€ / 2 uds), que sirven con mayonesa de kimuchi y cebollita encurtida. Como muchos platos, este también está pensado para compartir. Porque dos baos quizá llenen más, pero con uno es más que suficiente para saborear y apreciar los matices.

La Gastro Salvaje

Taco de boquerón a la andaluza con mayonesa 5 chiles y Jamaica, base de guacamole y ensaladita cítrica de la playa (8,50€ / 2 uds). ¡Súper interesante la mezcla! Esto sí es una cocina fusión y lo demás, tonterías.

Taco de flor de calabacín en tempura relleno de mozarella y parmesano, con mole chiapaneco y queso fresco (7,50€ / 2 uds). No podemos decir que sea ligero, pero desde luego la combinación de ingredientes funciona muy bien. Perfecto para darse un homenaje.

La Gastro Salvaje

Caña de tuétano con entrecot a la parrilla y salsa verde (12€). Es la casquería más top, y tiene todo el sentido del mundo mezclar la carne con el tuétano, porque también se sirve con las tortillas para hacerse los tacos.

Tanto si vivís o trabajáis en el barrio de Chamberí como si os hacéis un #ponzaning, vale la pena que os paséis por La Gastro Salvaje.

Podéis picar un plato o poneros las botas, lo disfrutaréis igual. Tienen también un menú de tapas por 22€ y un menú degustación por 34€. ¡No hay excusa!

Dirección: c/ Ponzano, 93.

Precio medio: 25€

Puntuación: 5/5

Web de La Gastro Salvaje.

Fotos de nuestro fotógrafo: Eduardo González.

Sobre El Autor

Curiosa y hambrienta por naturaleza, aunque no siempre en ese orden. Me gusta probar cosas nuevas y siempre tengo hueco para el postre. Si me preguntas por mi comida favorita te diré: "¿por qué decidirme solo por una si el mundo nos regala un abanico inabarcable?"

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.