Martina Cocina viene de Argentina y viene para quedarse y revolucionar el barrio de Lavapiés, así que prepárense domingueros del Rastro y hambrientos en general porque aquí viene Martina Correa.
Martina Cocina
Martina Cocina es la nueva vecina de la Plaza del Cascorro, una zona que está in cresendo rápidamente por su variedad en la gastronomía. Entre tanto bar de barrio con palillos era raro encontrar un local que atrape y te haga sentir como en el salón de tu casa. Nada más entrar lo pensé y al salir lo reafirmé: en Martina Cocina no se come, se vive. Y digo vivir porque ambas Martinas (qué casualidad que se llamen así las dos) te hacen sentir como si el local fuera tuyo.
Martina Cocina
Soy de esas a las que le cuesta madrugar, y más si es domingo, por lo que me limita bastante el conocer los entresijos de la calle principal del Rastro. Menos mal que está mi amiga Judith que, como buena habitante de Navarra que es, le gusta comer sano y comer bien. Gracias a ella fuimos a cenar, quedando pendiente el desayunar o merendar. El local es espectacular, con unos ventanales abiertos que invita a la gente a pasar. Luz, madera y buen olor son los distintivos que ha buscado y ha labrado Martina. Ella ha decorado su propio local con ayuda de un estudio de arquitectura y creo que eso se refleja en su amabilidad; es una persona sencilla y acogedora, te hace sentir bien y siempre te recibe con una sonrisa sincera.
Martina Cocina
Martina Cocina

Martina ofrece desayunos, comidas, meriendas y cenas, un no parar vaya. Comida casera, sencilla sana y tirando hacia su tierra: Argentina. Sándwiches, empanadas, quiches, entrepanes, tartas y ensaladas están dentro de la carta y a muy bien precio, y si le avisáis antes de ir os preparará algo especial para celíacos.

Martina Cocina

Quisimos probar de todo y nos preparamos para ello: elegimos un plato cada una y que cada cual se serviera lo suyo. Yo, de manera individual, me lancé a por la empanada de 4 quesos recomendada por la propia Martina y algo realmente tremendo.

Martina Cocina
Nos sentimos bien y sanas pidiendo la ensalada de verduras variadas, jamón y lascas de queso. Una ensalada sencilla pero completa y muy rica.
Sencillo,
acogedor y con personalidad. Parece el salón de una casa, y además toda
la comida es casera, de calidad, sin precios excesivos y elaborada
según sus propias recetas o de sus amigos (reconocibles en la carta como
el brownie Paula o la tarta de queso Eva). En la barra que se encuentra
junto al expositor no hay dos días seguidos lo mismo. Dependiendo de
los productos del mercado y la inspiración de Martina, cambian las quiches, las tartas y empanadas.
Lo más importante es que se vean bien los ingredientes. ‘Si una quiche
es de verduras, debe saltar a la vista’, como afirma Martina. Viniendo
de Argentina, los alfajores con dulce de leche tampoco
pueden faltar; exquisitos. – See more at:
http://madriddiferente.com/restaurantes/martina-cocina-en-el-rastro/#sthash.ILC2zPl1.dpuf
Martina Cocina

Ahora viene lo mejor del mundo: el bocadillo de queso con frutos rojos y pan crujiente. Locura para el paladar.

Martina Cocina

Yo soy muy fan de las quiches, me quise hacer experta en hacer la quiche lorraine y aunque me salió de rechupete preferí ponerme en manos de una dueña de los dos fogones probando la de cebolla.

Martina Cocina
Sencillo,
acogedor y con personalidad. Parece el salón de una casa, y además toda
la comida es casera, de calidad, sin precios excesivos y elaborada
según sus propias recetas o de sus amigos (reconocibles en la carta como
el brownie Paula o la tarta de queso Eva). En la barra que se encuentra
junto al expositor no hay dos días seguidos lo mismo. Dependiendo de
los productos del mercado y la inspiración de Martina, cambian las quiches, las tartas y empanadas.
Lo más importante es que se vean bien los ingredientes. ‘Si una quiche
es de verduras, debe saltar a la vista’, como afirma Martina. Viniendo
de Argentina, los alfajores con dulce de leche tampoco
pueden faltar; exquisitos. – See more at:
http://madriddiferente.com/restaurantes/martina-cocina-en-el-rastro/#sthash.ILC2zPl1.dpuf

Por último, estábamos un poco indecisas: rolls o canastas, canastas o rolls. Finalmente pedimos una y una y aconsejos los rolls. Las canastas están fenomenal también, pero igual se hace un poco pesado por el pan crujiente. Si no recuerdo mal el roll que nos pedimos fue de queso, champiñones y cebolla. Y la canasta, que es como el roll pero servido en forma de canasta, obviamente, y con el pan crujiente la pedimos de cebolla roja, queso y pimientos secos (creo que era así).

Martina Cocina
Martina Cocina

Todo lo que ves en la carta son las propias recetas de Martina Cocina o la de sus amigos, que vas a poder ver en algunos postres: tarta de queso de Eva, brownie de Paula…

La merienda debe ser un festín para la boca (y para tu body), pero ¡qué diablos! ya se quemará de alguna manera. Lo que tengo claro que la limonada casera, las tartas que puedes ver en el mostrador y los dulces de leche van a caer en mi poder, como esta tarta de chocolate y dulce de leches con almendras… ¡Boom!

Martina Cocina

¡Larga vida a Martina Cocina y a sus recetas según el mercado!

Dirección: Plaza del Cascorro 11

Puntuación: 4,5 / 5

Precio medio: 12€

Web de Martina Cocina

(reconocibles
en la carta como el brownie Paula o la tarta de queso Eva). – See more
at:
http://madriddiferente.com/restaurantes/martina-cocina-en-el-rastro/#sthash.oUCni3Tb.dpuf
(reconocibles
en la carta como el brownie Paula o la tarta de queso Eva). – See more
at:
http://madriddiferente.com/restaurantes/martina-cocina-en-el-rastro/#sthash.oUCni3Tb.dpuf

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.