Estamos completamente seguros de que todos habéis probado las maravillosas hamburguesas de New Yor Burger, en mi opinión la mejor hamburguesa de Madrid desde el primer minuto en el que las probamos. Pero ahora de lo que os venimos a hablar es de otra cosa que ya nació en el local el año pasado pero que no habíamos catado aún… Sus ya famosos ahumados.

El chef Pablo Colmenares (cocinero durante años en DiverXO) ha querido apostar por las brasas, humos y carnes negras (y sorpresa final, su último invento: el sandwich de pastrami). Sus viajes a Estados Unidos le han servido, no solo para conocer su gatronomía más pura, sino para conocer también las técnicas de ahumar e incluirlas en su estilo de cocina. El resultado es una carta llena de sabores americanos pero con el savoir-faire español.

El secreto es querer atribuir a New York Burger un éxito rotundo en cada cosa que hacen, y de momento lo consiguen. Si antes ya tenían un horno de carbón, ahora se ha unido uno nuevo traído desde Texas donde se cocinan lentamente (6 – 12 horas) los nuevos cortes. El resultado es claro: jugosidad increíble, una textura que hace que la carne se desprenda fácilmente y un sabor asombroso. Bienvenidos a la barbacoa tejana.

Como ya muchos sabéis, aquí un obligado son los nachos con queso derretido, frijoles, pico de gallo, crema agria, guacamole, jalapeños y un añadido, pulled pork. Pedimos media ración y fue bastante generosa. La carne de cerdo ibérico mechada y ahumada durante 7 horas nos dejó sin habla.

Pechuga de pollo del corral ahumado, crujiente en su exterior y tierno en su interior. Muy jugoso aunque algo menos impactante que el resto de los platos, que ya los veréis…

Costillas de cerdo glaseadas con salsa BBQ (a elegir entre varias). Fuimos sin arriesgar con un sabor que nos resulta ya cotidiano pero no por ello peor. Aquí es donde ves claramente cómo la carne se despega completamente del hueso. ¡Lo mejorcito de la carta!

Segundo protagonista del día: las costillas de vaca Angus Black. Son las que acostumbras a que te pongan en EEUU cuando pides Ribs, pero aquí en España estamos habituados a las cerdo, así que cuando traen estas flipas un poco…

Pinta ennegrecida por fuera haciendo honor a la apuesta de Pablo por la carne negra y por sus 8 horas ahumándose sobre la madera de nogal americana. Tienes dos opciones: o le hincas el diente, o le quitas la capa exterior hasta que aparezcan los tonos rojizos de la carne. De las dos maneras está especialmente buena y con una textura y jugosidad casi irreconocible en la ternera.

Tan solo, mirad qué pinta. El nivel roza la perfección y es plato obligado para los carnívoros. Los huesos quedaron limpitos… Increíble.

Sus ya conocidas Brisket. Carne de pecho de vaca ahumada durante 12 horas súper jugosas (sabemos que nos repetimos, pero es que lo merece). En nuestra opinión, este plato hay que pedirlo antes que las costillas porque si no te sabrá a poco.

Ahora, aprovechamos para contaros que por su 9º aniversario, New York Burger ha lanzado su sándwich de pastrami con carne ahumada durante 16 horazas. Ahí os dejamos todo porque la foto lo dice TODO.

Es complicado no pedirse una hamburguesa aquí, pero os invitamos a que alternéis burger + una apuesta segura ahumada. Siempre con el listón muy alto.

Hemos disfrutado y continuamos diciendo que es de lo mejor que tenemos en la capital, así que a gozarlo vosotros también.

Dirección: Miguel Ángel 16, Castellana 89, Recoletos 4, San Germán 4. Madrid

Puntuación: 5 / 5

Precio medio: 20-25€

Aquí toda la carta de New York Burger.

 

Sobre El Autor

Digital Strategist, y es por eso que comencé toda esta aventura del buen comer. Soy de paladar bastante fino aunque no demasiado del bebercio. Además, me encanta viajar, comer, el cine y el arte. Y aquí estamos, en un proyecto de los que quieran apuntarse.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.