Oam Thong se ha convertido en el sitio de referencia de la comida tailandesa en Madrid y el mejor tailandés de Madrid para mi gusto. La primera vez que fui no fui de casualidad. Estuvimos mirando los mejores restaurantes orientales de la ciudad después de haber ido a mi vietnamita favorito del mundo (Mrs. Saigon, en Malmö, Suecia) y todo redirigía a Oam Thong.

Este restaurante tiene una cocina tailandesa auténtica y original y su decoración es algo más light comparado a las espectaculares iluminaciones que vemos en las típicas cocinas orientales que ya conocemos.

La carta ofrece más de 20 variedades de curry, protagonista principal de los platos tailandeses, y una de las cocinas más cercanas al sureste asiático gracias a Po Hai Chui, que importa ingredientes directamente de Tailandia.

Oam Thong

La sopa Tom Yam Goong, a la que se le ha añadido leche de coco que suaviza el picante y le da un toque más delicado, perfectamente integrado con la frescura del cilantro y el sabor peculiar del genjibre. El arroz Khao Phad Phak, un arroz frito con verduras frescas, perfecto para el acompañamiento a cualquier curry. Los tallarines Pad Thai Goong, con gambas, huevo y cacahuetes picados, que se aderezan con lima (en Tailandia es tamarindo) y se acompañan con chile molido para aderezarlos al gusto. Gai Mussaman, un pollo al curry hecho con laurel, cacahuete, cebolla y cardamomo acompañado de arroz jazmín. Estos son algunos platos que recomiendo.

Yo no me atrevo mucho con el curry picante, pero es la especialidad del restaurante y recomiendo que se coma de menos a más picante: Massuman, curry rojo de pato asado, curry amarillo, curry verde y para terminar el Infierno de Entrecote de Buey.

Oam Thong
Oam Thong

Además, Oam Thong celebra cada año unas jornadas dedicadas a este ingrediente en las que se puede descubrir, a través de un menú especial por poco menos de 30 euros, un sinfín de elaboraciones con todos los grados de picante y con todos los ingredientes imaginables. Desde los tremendos de pollo con curry rojo que llaman «tigre llorando» o el infernal de langostinos, un plato casi imposible, hasta el suavísimo massaman de venado, un curry rojo tradicional del sur, con la carne muy tierna y sabores intensos. Además de estos curries caldosos, que son los más habituales, ofrecen también curries secos, menos conocidos, como el de pollo panang, al estilo del norte de Tailandia.

Es de visita obligada si te gusta la comida oriental.

Dirección: Corazón de María 7

Puntuación: 4,5 / 5

Precio medio/ persona: 15€

Web de Oam Thong.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.