Hoy le toca el turno a los spaghettis a la carbonara con huevo, la que para muchos es la auténtica salsa carbonara. Los españoles estamos acostumbrados a otra receta de spaghettis a la carbonara añadiendo nata, supongo que para darle más sabor, pero cuando probéis esta, dejaréis de lado a la nata.

receta de spaghettis a la carbonara

Ingredientes para hacer la receta de spaghettis a la carbonara con huevo (2 personas):

  • 200 gramos de spaghettis
  • 2 litros de agua
  • 75 gramos de cebolla
  • 75 gramos de guanciale o bacon (unas 6 lonchas)
  • 75 ml de vino blanco
  • 2 yemas de huevo
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Pimienta negra molida y sal

Receta para hacer la receta de spaghettis a la carbonara con huevo (2 personas):

  1. La salsa carbonara se prepara en el tiempo que se calienta el agua y se cuece la pasta, así que lo mejor es poner el agua a calentar para cocer los espaguetis.

2. Mientras el agua hierve, pica la cebolla y ponla en una sartén con aceite.

3. Corta el guanciale (la papada del cerdo) o, en su defecto, el bacon en tiras y añádelo a una sartén. Generalmente yo no pongo aceite en esa sartén porque ya tiene el del propio guanciale.

4. Deja que se haga la cebolla y el bacon a fuego medio-bajo hasta que la
cebolla quede blandita y algo dorada (¡cuidado con no quemarla!).

5. Cuando la cebolla esté en su punto, junta los dos ingredientes: guanciale y cebolla en una misma sartén y añade el vino blanco. Sube el fuego para que se evapore el alcohol. Reduce el vino hasta la mitad y aparta la sartén del fuego.

6. A estas alturas el agua ya debe de estar hirviendo para poner los spaghettis, así que échalos con una cucharada pequeña de sal.

7. Mientas se cuece la pasta, mezcla en un bol grande las dos yemas de huevo, el queso parmesano rallado, una pizca de sal (muy poca) y otra de pimienta negra.

8. Cuando le quede un minuto a la pasta pon a calentar la sartén con el vino, la cebolla y el guanciale/ bacon.

9. Cuando la pasta esté al dente escúrrela bien pero sin aclararla bajo el grifo y échala en el bol con la mezcla de huevo, queso, etc. Mezcla bien. Después, añade por encima el contenido de la sartén caliente (el vino, la cebolla y el guanciale o bacon). 

10. Mezcla un poco más y a servir. Y ralla un poco más de parmesano para quien quiera por encima.

¡A disfrutar de la increíble receta de los spaghettis a la carbonara con huevo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.