Delante del parque del Retiro, en la calle Menéndez Pelayo, se sitúa el segundo proyecto de Iván Morales y Álvaro Castellanos. En mayo del 2009 abrieron la primera Taberna Arzábal a pocos metros y el concepto es el mismo: un restaurante dinámico en un ambiente algo más popular, con una materia muy estricta de calidad y de acuerdo con la temporada.

En la Taberna Arzábal Puedes elegir lo que te gastas teniendo la opción de medias raciones y el buen gusto de la amplia carta de vinos tiene la misma característica que la cocina, un aspecto tradicional pero renovada.

Casi todo lo que pedimos fueron medias raciones para poder compartir, y aun así es muy complicado decidirse.

Para comenzar un salmorejo con huevo y jamón de rechupete. Justo fuimos un día que hacía calor para un salmorejo pero tampoco tanto, así que para contrarestar nos atrevimos después a unas patatas a la importancia con cigalas. Para los que me conocen saben que no tomo marisco porque no me gusta, pero alucináis con este guiso. Si me dicen mi plato favorito de la taberna Arzábal, sin duda es este.

Taberna Arzábal
Taberna Arzábal

Como amante del tataki me llamó mucho la atención el tataki de pez mantequilla con su perfecta mezcla con la cebolleta y la salsa. Se sale fuera del típico tataki y las lascas de sal negra le dan un punto importante.

Taberna Arzábal

Los dos últimos que pedimos, huevo poché con ajo ariero y el lomo de carne roja, no nos entusiasmaron demasiado. No quiere decir que estuvieran malos, pero creo que la taberna Arzábal tiene una carta bastante extensa y llamativa como para repetir estos platos de nuevo.

Taberna Arzábal
Taberna Arzábal

Llegó la hora de los postres… Yo no soy NADA de torrijas, ni siquiera de las de la mia mamma que son estupendas, pero la simpática camarera de Arzábal me dijo que era muy diferente y vaya si lo es. Me he hecho “fan” incondicional de esta torrija con helado. Totalmente diferente a cualquiera que hayáis probado.

Taberna Arzábal

Taberna Arzábal es de esos sitios que merece la pena por la calidad de los productos, el servicio y el dinamismo del restaurante. Es cierto que no es barato, pero algo bueno debe tener cuando pasas por allí y lo ves a rebosar. Mi recomendación es reservar siempre y pedir medias raciones para probar más de la carta.

Dirección: Menéndez Pelayo 13 y otras ubicaciones. Lo mejor es mirar en su web.

Puntuación: 4 / 5

Precio medio: 30€

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.