Visitamos Timesburg Madrid y su apuesta por la carne ecológica, sabores diferentes y carne autóctona del Pirineo. Ya triunfaron en Barcelona y por eso abrieron aquí en la capital.

Se sitúa en Avenida de América. Quizá, de primeras, parece un poco alejado, pero cuando te asomas al local que han montado te quedas de piedra. Una terraza/ patio súper acogedor y lejos del ruido del tráfico, un ventanal gigante que deja ver el espacio del local y un interior lleno de modernidad de madera, azulejos, jardines verticales y una cocina vista.

Vayamos a lo importante: sus burgers de 200gr. Ofrecen una amplia lista de hamburguesas gourmet que es hasta difícil de elegir porque hay para todos los gustos. Desde la Foie con un bloc de foie, confitura de arándanos y pipas (siguiente en pedir cuando vaya), hasta la Sa Balear enfocada a Mallorca con su sobrasada, alcaparras, suspiro de miel y queso Mahón. Tienen también la Piri Piri depollo o la Rodeo con bacon, doble de queso cheddar, cebolla y cebolla crujiente, tomate, lechuga, salsa bbq y mayonesa de la casa. La de Cabra que dicen que es espectacular con queso de cabra, tomate, cebolla caramelizada, rúcula, confitura de arándanos y mayonesa de la casa, o la DF picante con nachos rotos por encima, chile chipotle, queso cheddar, jalapeños, lechuga francesa y mayonesa. ¡No sé, tienen muchísimas y cada cual mejor! Por supuesto, opción veggie con su burger de tofu y mix de verduras.

Timesburg Madrid

Un detalle que nos gustó mucho es que podías elegir la carne (wagyu, carne ecológica, doble carne, veggie…) y el pan (semillas de amapola, mollete, multicereal, pan rústico, pan de cristal o, directamente, sin pan).

Pero aquí lo que nos pedimos fue otra cosa. Otra cosa porque nos llamó la atención nada más sentarnos y que, desde luego, triunfamos como los Chichos. Me las pediría una vez y mil más. Allá va y así de primeras: gracias, Timesburg Madrid.

La Kobe con carne de wagyu (flipante), queso especial italiano elaborado con leche de vaca llamado asiago, rúcula, tomate, cebolla caramelizada y mayonesa de la casa. Lo más destacado de esta hamburguesa es la carne, el queso que estaba de muerte y la melosidad y el tacto frente a otras que he probado. Pensé que me iba a cansar de tanta carne, pero se me pasó en un pispas y disfruté cada bocado. Recomendadísima para todo el mundo.

Timesburg Madrid

La siguiente que compartimos fue la Osaka. Otra que repetiría de cabeza. Otros 200gr. de carne 100% vacuno, mayonesa japonesa, wakame, salsa teriyaki, tomate y lechuga. ALUCINANTE, parecía que no estábamos comiendo una hamburguesa. Creo que de todas las que he probado en cualquier sitio, esta es la que más me ha sorprendido. Tiene un regustillo picante, pero no llega a ser picante, y supongo que es por la mayonesa japonesa. Tampoco acabamos con una sensación de pesadez por los 200gr., sino todo lo contrario. Fue muy liviana y un sabor que no se puede describir del todo bien. Solo os pido que la pidáis y disfrutad enormemente.

Timesburg Madrid

Bueno, y no queremos irnos de aquí sin mencionar a dos maravillas más que tienen en la carta: las patatas y los postres.

De patatas tienes dos tamaños para elegir: una ración (para uno) y 1/2 Kg. Bueno, pues allá que fuimos con el medio kilo y no sobró nada. El corte era finito, cortadas a mano y con piel. Todo al estilo «abuelita».

Para los postres… Hay dos. Han preferido hacer dos de muerte que muchos sin más. Allá fuimos a por la panna cotta de Nutella. Cuando nos la trajeron nos quedamos un poco «sin más», de hecho incluso nos dio un poco de rechazo porque pensábamos que era la típica comprada. PERO NO. Le dimos un bocado y flipamos. En serio, llevo todo el finde diciendo que quiero volver para pedirme otra y llevármela a casa. Por supuesto, no era comprada, sino que la hacían ellos.

Timesburg Madrid

En fin, un 10 como una auténtica catedral se lleva este sitio. Un 10 por todo. Y por supuesto entra de lleno en nuestra lista de mejores hamburguesas de Madrid.

Dirección: c/ Fransciso Silvela, 91

Precio medio: 15€.

Puntuación: 5/5

Web de Timesburg Madrid.

Fotos: Eduardo González.

Sobre El Autor

Digital Strategist, y es por eso que comencé toda esta aventura del buen comer en Entrepintxos. Soy de paladar bastante fino aunque no demasiado del bebercio. Además, me encanta viajar, el cine y el arte. Y aquí estamos, en un proyecto de los que quieran apuntarse.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.