Nace en Madrid un nuevo espacio de los creadores de MO de Movimiento, Felipe Turell y Javier Antequera. Se llama Espacio TRAMO y es un nuevo espacio que mezcla diseño consciente, responsabilidad social y gastronomía sostenible.

En el barrio de Prosperidad (calle Eugenio Salazar, 56) se sitúa este espacio que pone en igualdad la arquitectura, el diseño, el producto de pequeños productores, ganadores o agricultores y la responsabilidad social. Un local donde lo que ves, es lo que hay, sin engaños y con una honestidad en todo lo que hacen y con foco también en recuperar oficios tradicionales como la ganadería de pasto o los artesanos que moldean los platos (Alex y Eloise de Volupte Studio).

Hablemos un segundín del espacio, que merece la pena. En Espacio TRAMO no solo cuentan con cuestiones estéticas, sino que tienen soluciones centradas en la autosuficiencia y la inclusión social. Tal es así que han contratado un equipo multidisciplinar, como un bioingeniero, una experta en sostenibilidad integra.

Fieles a esto, os cuento algunos ejemplos de cómo han utilizado materiales del anterior local que estaba en esa ubicación: la madera reciclada la han usado para el respaldo de los asientos, puertas o frentes de baño, la arena que se generó durante la demolición para hacer los platos y se han utilizado textiles recuperados para producir las luminarias, obra del diseñador Andreu Carulla. Otros materiales provienen de la bioconstrucción o de los morteros a la cal. Las almohadillas de los asientos son de material 100% reciclado. La climatización está creado por módulos cerámicos artesanales que forman parte de un sistema basado en pozos provenzales y que están mediante una serie de bancos corridos. El agua de la lluvia o del lavabo se rehusa para las cisternas o el riego de las plantas y, además, Espacio TRAMO genera energía verde y es autosuficiente.

Espacio Tramo

Pero hablemos de su oferta gastronómica. TRAMO tiene una carta de temporada con productos de los proveedores que han ido creando por toda España y que tienen una filosofía similar a la de TRAMO. Además, nos sorprendió mucho que cada plato tuviera, casi siempre, 3 elaboraciones.

Empezamos con las milhojas de patata, papada y caviar de Granada. Alternan capas de patata con capas de nata y de panceta, envuelta con una finísima loncha de patata y con caviar. Quizá eché en falta otra loncha de panceta o que la patata estuviera menos frita para que la mezcla de sabores me impactara el triple. Aun con esas, lo volvería a pedir seguro.

Espacio Tramo patata y panceta

Nos pasamos a las mollejas, colmenillas y calabaza. Algo que, os prometo, pensé que iba a ser sin más y me sorprendió muchísimo. Una cremosidad increíble y muchísima potencia de sabor. Es lo que más me gustó sin ninguna duda.

mollejas

Acabamos con una lubina a la brasa, su demiglace y judía redonda de unos 1,2kg. Pensábamos que era mucho… la acabamos en 3 min. Tierna y la piel crujiente. Ningún fallo. Le acompañaba una salsa demiglace que le venía perfecta.

lubina

De postre pedimos el limón y chocolate blanco, que es una mousse de chocolate blanco, puré y gel de limón y un hojaldre por encima. Os prometo que para la próxima vez pediré el sabayón de chocolate 85% con helado de crema de orujo.

En resumen, y siendo mega sincera, volvería mil veces por todo: propuesta gastronómica, espacio, filosofía, servicio… todo.

Dirección:  Calle Eugenio Salazar, 56.

Precio medio: 55 – 65€

Puntuación: 5 / 5

Web de Espacio TRAMO.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.